28 octubre 2007

Un poema de Li-Tai-Pe

No he podido retener el gozo que me produjo la madrugada de ayer.
No puedo librarme de la tristeza que me producen otras horas del día.
Aves de paso cruzan el cielo, en lucha contra el viento de otoño.
Yo lleno mi taza y miro a lo lejos.
Sueño con los grandes poetas que ya no existen,
recuerdo sus versos,
y pienso que yo también sería capaz de escribir poemas sublimes,
si pudiera volar por el cielo, entre las estrellas.
Aquí, en el mundo, las cosas no van según nuestro deseo.
Aunque siempre las horas del día, una después de otra,
nos ponen en la esperanza de una felicidad eterna.

2 comentarios:

Rekyna dijo...

Ese es un poema de Li Tai Pe? Cómo se llama? Recientemente leí un libro de Hermann Hesse que le menciona: El último verano de klingsor. Muy bueno.

María dijo...

Rekyna, comparto tu interés. Leí el mismo libro hace años y desde ese momento quedé obsesionada con Li Tai pe, he estado buscando sus poemas. Al autor del blog, que encontré por casualidad le pregunto: ¿dónde puedo consiguir más?