17 septiembre 2008

En legítima defensa, de César Antonio Iturralde

“Sustrajo el pan, y su condena fue perpetua por haber matado el hambre”.

3 comentarios:

Cayetano dijo...

Sigo su blog don Raúl vía feeds, y como no puedo estar tanto tiempo callado, tenía que montarle algo. Allá va:

Insignificante placer cotidiano.

Saludotes y siga usted siempre así.

raul dijo...

Qué alegría, Cayetano. Espero que estés bien. Te agradezco el detalle: aunque ese plátano y ese yogur y lo de "montarte" suenen al "último tanto en París".
Un abrazo desde los USA.

Cayetano dijo...

Me parece a mi que no: Sería "el último tinto en Paris". Los plátanos, si son de canarias, no sirven. Creo que las bananas sí, pero no he usado que me han contado y he visto afotos en la internete. Sin pelar oiga, sin pelar

Por lo demás todo bien.