10 noviembre 2005

UN POEMA DE ERNESTO CARDENAL

Al perderte yo a ti.

Al perderte yo a ti tu y yo hemos perdido:
yo porque tu eras lo que yo mas amaba
y tu porque yo era el que te amaba mas.
Pero de nosotros dos tu pierdes mas que yo:
porque yo podre amar a otras como te amaba a ti
pero a ti no te amaran como te amaba yo.
(De Epigramas)


Desde Garcilaso no leia algo mas enconado y sutil, mas amorosamente en veneno...La tradicion, que nos lleva al "Cancionero" de Petrarca o al Capitan Aldana, con sus "medidas pasiones", con ese "azucar light" con el que adornaban su postre idiomatico para no ser indigestos, contiene en este epigrama toda la bilis necesaria para ser y doler. A veces, solo a veces, las criaturas de nuestros escritores renacentistas no van mas alla del "atrezzo" de las ovejas de los pastorcicos de Garcilaso, del "cesped artificial" que son los prados donde "pastan amor".
Hay un "dolor correcto", una desesperacion "endecasilaba", en la que algunos diran que esta puesto todo un mundo, tan "cuidada", tan aseptica, tan "inhumana", que no es suficiente, que no es para lo cotidiano, para "la mala leche".
El gran Ausias March, aun con este inicial lenguaje, un lenguaje anterior a De la Vega, duele como el ciclope de Homero cuando es cegado: un dolor que retoma Cardenal, y es que Cardenal es un poeta fisico, en esta ocasion -ya habra tiempo para "Canto Cosmico"-.
Amen de un realismo sucio pobre y canibal con el lenguaje, la falta de carne de algunos poetas, amparados en una facilidad de lenguaje "facial", en lo "moderno", lo "postmoderno" y lo "post-posmoderno", tampoco hallo en el cuerpo ni una aproximacion a la idiomatica de aquellos "espirituales renacentistas", ni la Belleza.
Cardenal es una transicion, una fusion, un principio de certidumbre: casi escribimos igual y no somos diferentes, solo que ahora, como dijo un Nobel, "no es lo mismo estar jodiendo que estar jodido". Lo sabe Cardenal, lo sabemos todos: la diferencia es que algunos lo convierten en lenguaje, en poesia.

4 comentarios:

Rain dijo...

Intenso epígrafe
y
su 'veneno' es profundo.

Rain dijo...

Fue una reiteración, lo sé...


Aún así, quería decirlo,

Noctiluca dijo...

Bellisimo el poema. Porsupuesto, no "necesariamente" cierto. El larga su veneno por su herida. Ahora a ella la pueden amar mucho otros, no como el, no... pero el tampoco amara como la amo a ella.

Nada, un tema eterno, o acaso el unico tema de nuestras vidas (mientras nos distraemos con otras cosas, gracias a dios!!)

un abrazo,
Clara

R2 dijo...

Hola, desde Venezuela...Me gusta tu blog...Saltando entre Juarroz y Cardenal siento una ingenuidad de fraile en los versos del último: porque todo enamorado sabe que el verso final, para la amada y a la larga para uno, es siempre hipotético, futil, pasajero...no es la llama del amor....Un saludo cordial